El Moncayo es una montaña del Sistema Ibérico situada entre las provincias de Zaragoza y Soria, en España. Tiene 2.314,30 m de altitud y es la máxima cumbre del Sistema Ibérico y uno de los picos más relevantes de la Península Ibérica. Desde 1978, el enclave del monte es «Parque Natural de la Dehesa del Moncayo» con una actual superficie protegida de 9.848 ha.

Flora y Fauna
El Moncayo constituye un singular enclave ecológico al conformarse como espacio de frontera entre el ambiente húmedo propio del centro de Europa, y el ambiente seco propio del mundo mediterráneo. Se pueden encontrar carrascales en la parte bajar de la montaña y conforme se va ascendiendo especies caducifolias como el rebollo. Al llegar a la cima te puedes encontrar también pequeñas plantas rastreras como el piorno, el enebro rastrero o la sabina rastrera. También aparecen especies propias de climas más norteños, como los robles Quercus robur y Q. petraea, de escasa presencia en Aragón. El Moncayo tiene también un denso pinar de repoblación de entre 900 y 1800 m que cubren sus laderas. Estas especies de pino son el pino silvestre, pino negro, pino laricio y pino rodeno. La variedad de ambientes existentes en el Moncayo hace que la fauna también sea rica y variada, adaptándose a las diferentes condiciones presentes. En las zonas altas son frecuentes la alondra, collalba gris, bisbita alpina o tarabilla común. También están presentes el acentor común, el roquero rojo o el colirrojo tizón. En los matorrales domina el pardillo común, escribano montesino, mosquitero papialbo y petirrojo. El arrendajo y el petirrojo son las aves más comunes en las zonas arboladas. En los bosques de frondosas aparte del petirrojo, también te puedes encontrar especies como el mito, el carbonero común, el herrerillo común o el mirlo. Sobrevolando las zonas altas se pueden ver abundantes buitres leonados, así como algún alimoche, cernícalo común, culebrera europea o águila real, mientras que en zonas más bajas puede observarse águilas calzadas o ratoneras. En el interior del bosque se puede avistar algún abejero europeo, azor o gavilán. Algunos de los animales nocturnos que te puedes encontrar en el Moncayo son el cárabo y numerosas especies de murciélagos. En cuanto a anfibios y reptiles, en las zonas húmedas es habitual la presencia de rana común, sapo común y sapo partero. Es posible encontrar tritones jaspeados y palmeados, luciones y culebras de agua. En otros ambientes pueden aparecer culebras de escalera o víboras hocicudas. Entre los mamíferos existentes en el paque están el jabalí, el corzo, el zorro, la garduña, la gineta, el gato montés, el erizo y varias especies de ratones, musarañas y topillos.

Clima
Se encuentra dentro de una comarca de clima mediterraneo con claros matices continentales; zona de transición entre el clima de la Depresión del Ebro y la Mesaeta Soriana. Los veranos suelen ser suaves y cortos con alguna precipitación de carácter tormentoso y los inviernos largos y fríos. La mayor intensidad de precipitaciones se da en otoño y primavera. Conforme se asciende en altura se imponen unas matizaciones climáticas consistentes en aumento de las precipitaciones y descenso de las temperaturas.

Geomorfología
La formación del macizo del Moncayo tuvo lugar en la Era Terciaria como consecuencia de los movimientos alpinos. Los materiales rocosos más característicos son areniscas, cuarcitas y pizarras, adosados a los cuales se encuentran materiales más modernos de tipo calcáreo. En sus laderas pueden apreciarse restos de huellas glaciares, destacando los circos conocidos como Pozo de San Miguel, San Gaudioso y Morca.

Advertisements